viernes, 28 de noviembre de 2008

TEJIDO

En biología se llama tejidos a materiales constituidos por un conjunto organizado de células, iguales o de unos pocos tipos, diferenciadas de un modo determinado, ordenadas regularmente, con un comportamiento fisiológico coordinado y un origen embrionario común




CONSTITUCION


En los animales estos componentes celulares están dispuestos en una matriz, más o menos extensa, de características particulares para cada tejido. Esta matriz es usualmente generada por las células que componen el tejido, por lo que podemos decir que los tejidos están constituidos, fundamentalmente, por un componente celular y, en algunos casos, por un componente extracelular. Es uno de los niveles de organización biológica, situado entre el nivel celular y el nivel orgánico.


TEJIDOS ANIMALES


Existen cuatro tejidos animales fundamentales: epitelial, conectivo, muscular y nervioso. Tales tejidos, según su origen embriológico, se pueden clasificar en dos grandes grupos:
Es tejido muy especializado:




TEJIDO MUSCULAR

El tejido muscular, es un tejido que está formado por las fibras musculares o mocitos. Compone aproximadamente el 70% del peso de los seres humanos y está especializado en la contracción lo que permite que se muevan los seres vivos (Reino Animal).
Como las
células musculares están altamente especializadas, sus orgánulos necesitan nombres diferentes. La célula muscular en general se conoce como zarco mero; el citoplasma como zarco plasma; el retículo endoplásmico liso, retículo sarcoplásmico; y en ocasiones las mitocondrias, zarco somas. Debido a que las células musculares son mucho más largas que anchas, a menudo se llaman fibras musculares; pero por esto no deben ser confundidas con la sustancia intercelular forme, es decir las fibras colágenas, reticulares y elásticas; pues estas últimas no están vivas, como la célula muscular.
Los tres tipos de músculo derivan del
mesodermo. El músculo cardiaco tiene su origen en el mesodermo esplácnico, la mayor parte del músculo liso en los mesodermos esplácnico y somático y casi todos los músculos esqueléticos en el mesodermo somático. El tejido muscular consta de tres elementos básicos:
1. Las fibras musculares, que suelen disponerse en haces o fascículos
2. Una abundante red capilar.
3.
Tejido conectivo fibroso de sostén con fibroblastos y fibras colágenas y elásticas. Éste actúa como sistema de amarre y acopla la tracción de las células musculares para que puedan actuar en conjunto. Además conduce los vasos sanguíneos y la inervación propia de las fibras musculares.




TIPOS DE TEJIDOS MUSCULAR

Hay tres tipos de tejidos musculares clasificados con base en factores estructurales y funcionales. En el aspecto funcional, el músculo puede estar bajo control de la mente (músculo voluntario) o no estarlo (músculo involuntario). En lo estructural, puede mostrar bandas transversales regulares a todo lo largo de las fibras (músculo estriado) o no presentarlas (músculo liso o no estriado). Con base a esto los tres tipos de músculo son:


Músculo estriado voluntario o esquelético: Insertado en huesos o aponeurosis, que constituye la porción carnosa de los miembros y las paredes del cuerpo. Está compuesto por células multinucleadas largas y cilíndricas que se contraen para facilitar el movimiento del cuerpo y de sus partes.

Músculo estriado involuntario: Se forma en las paredes del corazón y se encuentra en las paredes de los vasos sanguíneos principales del cuerpo. Deriva de una masa estrictamente definida del mesen quima esplácnico, el manto mioepicardico, cuyas células surgen del epicardio y del miocardio. Las células de este tejido forman uniones terminales altamente especializadas denominadas discos intercalados que facilitan la conducción del impulso nervioso.

Músculo liso involuntario: Se encuentra en las paredes de las vísceras huecas y en la mayor parte de los vasos sanguíneos. Sus células son fusiformes y no presentan estriaciones, ni un sistema de túbulos T.
















TEJIDO EPITELIAL:


El epitelio es el tejido formado por una o varias capas de células yuxtapuestas que recubren todas las superficies libres del organismo, y constituyen el recubrimiento interno de las cavidades, órganos huecos, conductos del cuerpo y la piel y que también forman las mucosas y las glándulas. Los epitelios también forman el parénquima de muchos órganos, como el hígado

Estas células provienen de tres hojas germinativas:
Del
Ectodermo la mayor parte de la piel y cavidades naturales (ano, boca, fosas nasales)
Del
Endodermo el epitelio de casi todo el tubo digestivo y el árbol respiratorio, también el hígado y páncreas.
Del
Mesodermo todo el epitelio restante como en el riñón y órganos reproductores.
Las características que sobresalen en estos tejidos son:
Cohesión celular: El epitelio constituye un conjunto de células muy unidas entre sí, gracias a uniones intercelulares que son:
Uniones celulares: Tienen una función mecánica y de transmisión de las fuerzas generadas por las de manifiesto en las preparaciones mediante nitrato de plata. Esta delgada capa de glicoproteínas que generalmente reviste las células epiteliales recibe el nombre de glucocalix. Se admite que estas glicoproteínas participan en los procesos celulares de pinocitosis, de adhesión entre las células, en fenómenos de caracterización inmunológica y en otros procesos vitales.
Presencia de lámina basal: Los epitelios están sujetos a una membrana basal o
lámina basal, que tapizan en toda su longitud y las separa del tejido conectivo. Tiene un espesor entre 50 a 80 nanómetros. Está formada por una asociación de colágeno tipo IV con glucoproteínas. No es visible ni tampoco visible al microscopio óptico.
Tejido vascular: El epitelio no posee
vasos sanguíneos, por lo que no tiene riego sanguíneo propio. El metabolismo depende de la difusión de oxígeno y metabolitos procedentes de los vasos sanguíneos del tejido conectivo de sostén, que está por debajo de la membrana basal.
Polarización: Las células epiteliales están polarizadas en la mayoría de los casos, es decir, tienen:
Un polo luminar o apical cuya superficie está en contacto con el exterior del cuerpo o con la luz del conducto o cavidad. Las especializaciones apicales son modificaciones que comprenden a la membrana citoplasmática y a la porción apical del citoplasma.
Micro vellosidades: Son expansiones citoplasmáticas cilíndricas limitadas por la unidad de membrana cuya principal función es aumentar la superficie de absorción.
Estereocilias: Son micro vellosidades largas que se agrupan en forma de manojos piriformes. Son inmóviles, estarían relacionados con la absorción y transporte de líquidos. Se ubican en el epitelio del epidídimo o plexos coroideos.
Cilios: Formaciones celulares alargadas dotadas de movimiento pendular u ondulante. Son más largas que las micro vellosidades.
Flagelos: Su estructura es semejante a la de una cilia aunque de longitud mayor.
Un polo o basal cuya superficie está en contacto y paralela a la lámina basal sobre la que se apoya la célula. Pueden existir:
Invaginaciones: Son repliegues de la membrana más o menos profundos que comparta mentalizan el citoplasma basal.
Hemidesmosomas: Son desmosomas monocelulares que posibilitan la unión del epitelio a la lámina basal.
Superficies laterales que mantienen unidas las células entre sí, mediante las
uniones celulares.
Esta polaridad espacial afecta a la disposición de los
orgánulos y a las distintas funciones de las membranas en las distintas superficies celulares.
Regeneración: Los epitelios están en continua regeneración: Las células epiteliales tienen un
ciclo celular de corta duración, debido al desgaste continuo al que están sometidas. Por cada célula madre que se divide, sobrevive una que continúa dividiéndose y otra que sufrirá el proceso de diferenciación celular y especialización, hasta envejecer y morir por apoptosis.
Desarrollo embrionario de los epitelios: Los epitelios son los primeros tejidos que aparecen en la
ontogenia, pudiendo derivar de cualquiera de las tres hojas o capas celulares que constituyen el embrión: mesodermo, ectodermo o endodermo. Los epitelios derivados del mesodermo que revisten las cavidades celómicas (cavidades pulmonares, cavidad cardíaca y abdomen) se llaman mesotelios y los que tapizan los vasos sanguíneos: endotelios.
Todas las sustancias que ingresan o se expulsan del organismo deben atravesar un epitelio.
La mayoría de los
tumores malignos se originan en los epitelios y se denominan carcinomas







TEJIDO VEGETAL


El tejido nervioso es el que forma los órganos del sistema nervioso. Esta constituido por los cuerpos de las células nerviosas (neuronas) y sus prolongaciones, y por la neuroglía (células gliales).

El tejido nervioso está formado por dos tipos de células:
Células nerviosas o
neuronas: De forma estrellada y con muchas prolongaciones. Están especializadas en transmitir impulsos nerviosos. Se creía antes que estas eran las únicas células que no se reproducían, y cuando mueren no se podía reponer; sin embargo, hace poco se demostró que su capacidad regenerativa es extremadamente lenta, más no nula.
Se reconocen tres tipos de neuronas:
Las neuronas sensitivas: reciben el impulso originado en las células receptoras.
Las neuronas motoras: transmiten el impulso recibido al órgano efector.
Las neuronas conectivas o de asociación: vinculan la actividad de las neuronas sensitivas y las motoras.
Células gliales: Son células auxiliares que protegen y llevan el alimento a las neuronas. Glia significa pegamento, es un tejido que forma la sustancia de sostén de los centros nerviosos. Está compuesta por una finisima red en la que se incluyen células especiales muy ramificadas.
Se divide en:
Glia central. Se encuentra en el SNC (encéfalo y médula):
- Astrocitos - Oligodendrositos - Microglia - Cel Epindemarias
Glia Periférica. Se encuentra en el SNP (ganglios nerviosos, nervios y terminaciones nerviosas):
- Células de Schwann - Células capsulares - Células de Müller






TEJIDOS VEGETALES

El meristema es la región en la que ocurre la mitosis. Histológicamente este tejido embrionario está constituido por células de paredes primarias delgadas, con citoplasma denso y núcleo grande, sin plastidios desarrollados.
Los meristemas pueden estar en los extremos de las raíces y tallos, conocido como meristemo apicales, responsables del crecimiento primario de la planta. Los meristemas laterales o secundarios aparecen posteriormente, cuando la planta ha completado el crecimiento primario en longitud y desarrollará el crecimiento secundario. El cámbium y el felógeno son los dos meristemas secundarios, se localizan en forma cilíndrica a todo lo largo de la planta. El cámbium forma xilema y floema secundario o leño de los árboles, el felógeno es el que forma la peri dermis, comúnmente llamada corteza.
Tejidos adultos.
Tienen tres tipos básicos de tejidos:
El tejido fundamental comprende la parte principal del cuerpo de la planta. Las células parenauimáticas, colenquimáticas y esclerenquimáticas constituyen los tejidos fundamentales.
El tejido epidérmico cubre las superficies externas de las plantas herbáceas, está compuesta por células epidérmicas fuertemente unidas que secretan una capa formada por cutina y ceras llamada cutícula, que impide la pérdida de agua. En él se observan estomas, tricomas y otro tipo de especializaciones.
El tejido vascular, compuesto por dos tejidos conductores: el xilema y el floema, transportan nutrientes, agua, hormonas y minerales dentro de la planta. El tejido vascular es complejo, incluye células del xilema, floema, parénquima, esclerénquima y se origina a partir del cámbium.
Parénquima.
Es un tejido simple de poca especialización, formado por células vivas en la madurez, que conservan su capacidad de dividirse. Cumplen funciones de acuerdo a la posición que ocupan en la planta, presentando formas y contenidos celulares acordes:
Fundamental. Son células isodiamétricas, de paredes primarias delgadas; se encuentra como relleno entre otros tejidos, en la región medular y en el córtex. Retiene su capacidad de dividirse por mitosis a la madurez.
Clorofiliano. Realiza la fotosíntesis, en hojas y tallos verdes. El parénquima en empatizada está formado por células alargadas, ubicadas debajo del tejido epidérmico de las hojas. El parénquima esponjoso o lagunoso se encuentra debajo de parénquima en empatizada, y se especializa además de la fotosíntesis en el intercambio gaseoso
Reservante. Especializado en acumular sustancias de reserva, almidón, lípidos y proteínas. Común en raíces, bulbo, rizomas, tubérculos y semillas
Arénquima. Parénquima de las plantas acuáticas que presenta grandes espacios intercelulares para acumular aire y permitir la flotación y/o el intercambio gaseoso. El sistema queda determinado por la forma irregular o estrellada de las células.
Acuífero. Parénquima de las plantas carnosas, cuyo mucílago permite la retención de grandes cantidades de agua.
Parénquima asociado a los tejidos vasculares. Tiene paredes primarias engrosadas o secundarias. Se encuentra entre las células del xilema y floema de los haces vasculares.
Las células parenquimáticas poseen la capacidad de dividirse, aún estando maduras, es lo que posibilita el cultivo in Vitro de plantas mediante el cual se pueden obtener plantas enteras a partir de partes vegetales o grupos de células en un medio artificial.
Colénquima.
Las células de la colénquima constituyen el tejido de sostén de plantas jóvenes y herbáceas. Son células vivas a la madurez, poseen paredes primarias más ensanchadas en algunas zonas. De acuerdo a la forma de las células y la ubicación del engrosamiento de las paredes se reconocen varios tipos de colénquima: angular, tangencial, y lacunar. Se encuentran debajo de la epidermis en tallos y hojas de dicotiledóneas, especialmente en rincones angular de los tallos.
Esclerénquima.
Las células del esclerénquima se caracterizan por tener paredes secundarias engrosadas; al igual que las del colénquima sirven de soporte a la planta. Son células muertas a la madurez, incapaces de dividirse. Se diferencian dos tipos de células: fibras y esclereidas.
Fibras. Células alargadas, estrechas. A menudo se encuentran unidas en un manojo.
Esclereidas. Son células cortas de diversas formas: las braquiesclereidas son más o menos isodiamétricas (forman estructuras arenosas en el fruto del peral); macrosclereidas con formas de varilla; osteosclereidas con forma de hueso, junto a las anteriores son comunes en cubiertas seminales; astroesclereidas, con formas estrelladas y ramificadas (en pecíolos y hojas).
Xilema
Es un tejido complejo formado por varios tipos de células. Su función es la conducción de agua y minerales desde la raíz hasta las hojas. Entre las células que forman este tejido complejo de diferencian:
Células conductoras o elementos traqueales. Son elementos muertos a la madurez, sirven para la conducción vertical y el sostén. Se distinguen traqueadas y miembros de vasos, ambos tienen paredes secundarias, gruesas, impregnadas con lignina:
Traqueidas. Son las más primitivas de los dos tipos de células, se encuentran en gimnospermas; son células largas y ahusadas, imperforadas, es decir, sus paredes terminales conectan filas de células.
Miembros de vaso. Aparecen en las angiospermas; son células cortas, anchas de pareces secundarias gruesas, se diferencian de las traqueidas por ser elementos perforados: sus paredes terminales pueden estar totalmente perforadas (placas de perforación simple) o estar dividida por barras (placas de perforación ésca lariforme) o formar una red (placa de perforación reticulada).
Floema
Las células del floema conducen alimento (fotosintatos producidos por la fotosíntesis) desde las hojas al resto de la planta. Son vivas en la madurez. Las células del floema están situadas por fuera del xilema.
Los elementos criboso de este tejido son: las células ribosas en las Gimnospermas y los miembros de tubos criboso con sus respectivas células acompañantes en las Angiospermas. Las células acompañantes conservan sus núcleos y controlan los tubos cribosos vecinos. El alimento disuelto, como la sacarosa, circula a través de las áreas ribosas que conectan estas células entre sí. Al ser un tejido complejo también presenta células parenquimáticas para almacenamiento y fibras y esclereidas como sostén.
Epidermis
Cubre todo el cuerpo de las plantas, es el encargado de la protección del cuerpo de la planta, respiración, pasaje de la luz, reconocimiento de patógenos, etc.
Externamente presenta cutícula, que es una capa constituida por cutina y ceras; es delgada en plantas mesofíticas y acuáticas y puede adquirir considerable espesor en las xerófitas, como protección contra la desecación. Es un tejido formado una sola capa de células, algunas plantas presentan varias capas denominándose epidermis pluriestratificada.
La epidermis es un tejido complejo formado por varios tipos de células:
Células epidérmicas. Son células vivas, alargadas en el mismo sentido de la lámina foliar, en vista superficial las paredes pueden ser onduladas o rectas.
Aparatos estomaticón. Son pares de células especializadas en el intercambio gaseoso con el medio ambiente, también se encargan de regular la transpiración. Cada estoma está constituido por un par de células de forma arriñonada llamadas células oclusivas; poseen núcleo y órganos celulares como cloroplastos. Entre las dos células oclusivas hay un pequeño orificio llamado hóstielo. El estoma puede estar rodeado de células anexas, cuya cantidad y disposición determina el tipo de aparato estomático: anomicítico, paralítico, diacítico, anosocítico, tetracítico, etc. En las gramíneas y ciperáceas las células oclusivas son halteriformes (forma de pesas de gimnastas) con dos células anexas laterales.
Idioblástos. Células con cristales, sílice, mucílagos, gomas, células buliformes (encargadas de enrollar las hojas de gramíneas ante la pérdida de agua), esclereidas en la epidermis de semillas, etc.
Tricomas o pelos. Son apéndices epidérmicos, varían ampliamente en su forma y función, siendo útiles en la clasificación taxonómica. Se distinguen numerosos tipos:
Glandulares. Secretan diferentes sustancias, como soluciones salinas (en plantas halófilas), azucaradas ( néctar), gomas o mucílagos. Normalmente presentan un pie y una cabezuela secretora.
Simples. Constituidos por una célula o una hilera de células. Ej: pelos de la semilla de algodón (erróneamente llamados fibras).
Ramificados, pluricelulares. Pueden ser estrellados o en forma de candelabro.
Escamas. Multicelulares y aplastados que se encuentran. Si presentan un pedúnculo se llaman peltados (ej. Olea, Tillandsia) y sirven en la absorción de agua a nivel foliar.
Emergencias. Incluyen tejidos subepidérmicos, originando estructuras de mayor tamaño. Entre ellas se encuentran los aguijones (rosa), pelos urticantes (urtica) y coléteres secretores







MERISTEMA:


Los meristemos pueden ser considerados tejidos embrionarios que permanecen en la planta durante toda la vida y son los responsables del crecimiento perramente de la planta.
Los meristemos mantienen identificadamente la formación de nuevas células por la capacidad de división y diferenciación.
Los meristemos se encuentran en todos lo aceites de las raíces y brotes principales y laterales una planta puede tener la cantidad elevada de meristemos.

MERISTEMAS APICALES O PRIMARIOS
Los meristemas apicales o primarios son los responsables de la formación del cuerpo primario de la planta. Se encuentran en los ápices de raíces y tallos, principales y laterales. En el tallo, el meristema apical o cono vegetativo está protegido por los primordios foliares que lo envuelven formando las yemas
El meristema primario de raíz presenta una particularidad: está protegido por la caliptra contra los daños mecánicos causados por el suelo. Por presentar este tejido, el meristema del ápice radical suele llamarse subapical. Además, las raíces laterales son
endógenas y se originan en zonas ya diferenciadas.
Las células de los meristemas primarios son pequeñas, isodiamétricas, no dejan entre sí espacios intercelulares, su pared es primaria, constituida solamente de celulosa y compuestos
pécticos. El protoplasto es denso, con RE poco desarrollado, rico en ribosomas y dictiosomas, con mitocondrias, plásticos en forma de proplastos y núcleo voluminoso, ocupando posición central en la célula. Generalmente tienen pocas vacuolas y pequeñas, dispersas en el citoplasma.
Crecen por crecimiento plasmático, es decir por formación de nuevo protoplasma, mientras las células de los demás tejidos crecen por dilatación, o sea por aumento del tamaño de las vacuolas.



MERISTEMA APICAL DEL TALLO


El ápice vegetativo del tallo es el asiento del meristema apical y sus meristemas primarios derivados.La expresión meristema apical se usa para designar la porción del ápice vegetativo que queda por encima del primordio foliar más joven. Tiene forma variable: reducido y cónico en Coníferas, ancho y plano en Cycas, estrecho y alargado en algunas monocotiledóneas y dicotiledóneas.

Todos los meristemas apicales presentan células iniciales, que se caracterizan por dividirse de la siguiente manera: una célula hija se conserva como célula inicial, mientras que la otra será una célula derivada. De este modo el meristema se autoperpetúa y el número de células iniciales permanece constante.
Las células iniciales permanecen meristemáticas y se dividen espaciadamente; las células derivadas se dividen activamente produciendo las células que se diferenciarán pasando a integrar el cuerpo de la planta. El conjunto de células iniciales y las primeras derivadas recibe la denominación de promeristema.
Las células derivadas se diferencian progresivamente a través de cambios en las células (tamaño, vacuolización, frecuencia y orientación de las mitosis) en los tres
meristemas primarios derivados (denominados meristemas transaccionales por Moore):
Protodermis
Protocambiun
Meristema fundamental
Los cuales formarán respectivamente los sistemas de tejidos: dérmico, vascular y fundamental.
Planos de división
Según como sea el plano de la división celular, en relación con la superficie del órgano, las divisiones reciben distinta denominación. Si la división es paralela a la superficie se denomina periclinal; si es perpendicular, se denomina anticlinal. Si el plano de la división es intermedio, se denomina oblicua.
Según el plano predominante en las divisiones celulares, las células derivadas pueden presentar distintos tipos de crecimiento. Cuando las células se dividen según varios planos se produce crecimiento en volumen; cuando predominan las divisiones anticlinales, crecimiento en superficie, dando por resultado un órgano laminar. El crecimiento en espesor del órgano ocurre por predominio de divisiones periclinales





TEJIDOS PERMANENTES O DE ADULTOS
Tejidos permanentes: formados por células muy diferenciadas con funciones muy específicas. Se clasifican en tejidos de revestimiento, parénquimas, tejidos de sostén y tejidos conductores.Los tejidos permanentes son los de la planta pues seria algunas partes de la raíz algunas del tallo.